Conecta con nosotros

7 permanecen activos

Castilla y León suma nueve brotes por COVID-19 con 124 afectados a lo largo de la ‘nueva normalidad’

El último foco se ha confirmado hoy en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro con cinco contagios

Publicado

el

Castilla y León ha registrado a lo largo de la ‘nueva normalidad’ nueve brotes de SARS-CoV-2 con 124 afectados, de los que siete permanecen activos. El último, el confirmado hoy en Miranda de Ebro (Burgos) afecta a cinco personas de una empresa.

También, permanece activo el brote de La Cistérniga (Valladolid) con tres jóvenes infectados tras unas celebraciones y el de Villoria de Órbigo (León) con cuatro positivos que no presentaban síntomas, como los dos detectados de Burgos que podrían tener su origen en Aragón, y que acumulan 24 infectados.

Además, sigue abierto el de Corullón, en León, suma siete contagios a raíz de una comida familiar en el País Vasco, y el que se declaró el martes en el Hogar de Socialización de Cruz Roja en Soria, con ocho positivos.

 

Burgos

En Burgos, se han registrado tres brotes con 29 positivos de los que dos, al parecer, tienen su origen en Aragón. En el caso del primer brote que afectaba a 12 personas, una mujer se encuentra hospitalizada y los demás aislados en su domicilio. En el segundo brote han aumentado los positivos de seis a nueve; cinco mujeres y cuatro hombres, todos aislados en su domicilio.

El tercero se conoció este lunes y se originó en una empresa de Miranda con cinco casos positivos; cuatro de la misma empresa y otro afectado por ser compañero de piso.

 

León

En León, además del foco de Villoria de Órbigo, con cuatro casos, permanece activo el brote que afecta a una familia de Corullón. El origen fue el País Vasco donde, a raíz de una comida, dos personas de Corullón se infectaron. A su vuelta a la comarca, ellos contagiaron a otras personas con las que estuvieron en contacto. Hasta el momento, el brote suma siete contagios.

 

Palencia

En Palencia, el 9 de julio, una niña de la Escuela Infantil Cres Sanz dio positivo, lo que obligó a cerrar las instalaciones y someter a las pruebas PCR a otros 17 niños y nueve adultos trabajadores del centro. No se consideró brote, ya que todos dieron negativo.

 

Soria

En la provincia de Soria, Sanidad continúa con los rastreos vinculados al Hogar de Socialización de Cruz Roja, después de que dos menores y un monitor y otro menor de entre los contactos estrechos dieran este martes, 21 de junio, positivo en las PCRs. Este viernes se ha conocido otros cuatro positivos, (uno de ellos asintomático).

En esta provincia se ha registrado otro brote, y dos más que en un principio fueron calificados como tal, pero luego se quedaron en casos aislados. Así, en Soria capital, el 8 de julio, tras un encuentro de familias, un menor presentó síntomas. Tras las pruebas a las personas que convivió, se detectó dos niños más positivos, que al final presentaban anticuerpos y ya habían pasado la enfermedad y no se declaró brote como tal.

El 10 de julio, una menor que participaba en un campamento de Salduero dio positivo. El brote se cerró con 12 casos: diez menores, de entre siete y 13 años, y dos adultos, ambos de 21 años. Además, el pasado día 17, todos los niños y responsables de un campus organizado por la Federación Española de Balonmano fueron sometidos a las pruebas, después de que uno de los monitores, que había fallecido, diera positivo al practicársele la autopsia. No se consideró brote, puesto que el resto de participantes del campus dio negativo.

 

Valladolid

En Valladolid, el último brote es el de La Cistérniga, con tres jóvenes infectados, que están vinculados a las peñas de la localidad, por lo que el origen del contagio pudo ser la celebración de la “no fiestas” de la Virgen del Carmen al estar suspendidas las oficiales.

Además, el brote declarado en la capital el 13 de julio, vinculado a un grupo de trabajadores de una empresa hortícola, está controlado, con 23 pacientes positivos. Los afectados forman parte de entornos familiares y mixtos, y se sitúan en un rango de de entre los dos y los 55 años. La labor de rastreo se extendió a la la provincia de Segovia, a la localidad de Chatún (Segovia), donde se desplazaban a trabajar varios de los positivos. En esta zona no hubo ningún contagio.

El primer brote en la provincia de Valladolid se declaró en el Hospital Universitario Río Hortega, el 15 de junio, al detectarse un caso de Covid-19 en una paciente de una planta ‘no Covid’, que había dado negativo en todas la pruebas anteriores realizadas durante su ingreso. El brote se cerró con 38 positivos: 20 profesionales, ocho pacientes y otras diez personas con las que los contagiados estuvieron en contacto.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest