Conecta con nosotros

El Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid pone en marcha un programa de voluntariado para verano

El objetivo es vincular a la población con la mejora del hábitat y el cuidado de los animales silvestres de la Comunidad

Publicado

el

La Fundación Patrimonio Natural ha puesto en marcha un plan piloto de Voluntariado Ambiental específico de apoyo al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid, ubicado en la Cañada Real. Durante los meses de julio, agosto y septiembre el C.R.A.S. ofertará diferentes plazas de voluntariado con los que se quiere vincular a la población con la mejora del hábitat y el cuidado de los animales silvestres de la Comunidad. Podrán participar adultos, tanto en jornadas de mañana como de tarde, durante los siete días de la semana.

 

 

Las personas interesadas en participar deberán inscribirse a través del correo electrónico cras.valladolid@patrimonionatural.org enviando cumplimentada la hoja de inscripción que se encuentra disponible en la web www.patrimonionatural.org Entre todas las personas que manifiesten interés en participar en este programa piloto, se realizará una selección previa de las personas que mejor cumplan el perfil buscado y se creará una bolsa de voluntarios que serán distribuidos según sus disponibilidades y las necesidades de apoyo en las tareas del C.R.A.S., diseñándose un calendario de voluntarios.

Antes del inicio de actividades, todos los voluntarios recibirán formación específica sobre el manejo de materiales y las tareas que van a realizar. Las jornadas y duración del voluntariado se distribuirán y ajustarán en función de las disponibilidades de los participantes y las necesidades del centro. En cada turno habrá un máximo de dos voluntarios, estableciéndose turnos de mañana y tarde, pudiendo participar los siete días de la semana.

El equipo de profesionales del C.R.A.S. desarrolla su labor en múltiples ámbitos, intervenciones y casuísticas que afectan a la fauna silvestre. La colaboración del voluntariado se centrará en el cuidado de especies que requieran unas habilidades básicas de manejo, principalmente con crías sin afecciones graves, pero que necesiten atenciones continuadas, como es el caso de vencejos, aviones, golondrinas, lechuzas. Junto a ello se podrán realizar otras tareas complementarias, como la participación en la preparación y acondicionamiento de sus cajas nidos. Todas las funciones estarán tuteladas y supervisadas por el equipo permanente.

La filosofía de este nuevo programa no sólo abarca el cuidado y alimentación de los polluelos, algo que permitirá establecer vínculos que nos mostrarán sus necesidades y fragilidades, algo que repercutirá en una mayor concienciación ambiental de la ciudadanía que se traducirá en un incremento de las actitudes respetuosa con la fauna y sus hábitats.

Los voluntarios también podrán conocer y poner en valor el trabajo de los diferentes profesionales que trabajan coordinadamente para la protección de la rica fauna silvestre de la Comunidad, como es el caso, entre otros, de los agentes medioambientales.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest