Conecta con nosotros

Según informe de Funcas

La Comunidad será una de las comunidades menos afectadas por la crisis con una caída del PIB del 8,8%

Funcas destaca el peso de la industria en la economía de la Comunidad y la importancia de su producción agroalimentaria

Publicado

el

La economía de Castilla y León se contraerá un 8,8 por ciento este año, por debajo de la caída prevista para el conjunto del país, que se situará en el 9,5 por ciento, por lo que será una de las comunidades menos afectadas por la pandemia del coronavirus, según recoge el informe ‘Impacto de la crisis del COVID-19 en las comunidades autónomas’, elaborado por Funcas.

 

 

En ese sentido, el estudio detecta diferencias en el impacto territorial de la crisis económica, vinculado, según la fundación, a la dinámica sectorial. De esta forma, identifica a las autonomías con más capacidad de respuesta ante el “desplome sin precedentes” de la demanda interna y el “hundimiento” de los mercados internacionales, en especial, del turismo.

Las comunidades con un menor peso en su estructura industrial de los sectores más afectados y mayor presencia del sector primario o de industrias menos vulnerables sufrirán, en principio, un menor impacto económico. Entre ellas se encuentran Castilla y León y otras como Extremadura, Castilla-La Mancha, La Rioja y Andalucía, en las que el PIB caerá el 8,8 por ciento.

Al respecto, Funcas entiende que cuanto “más débil” sea la estructura productiva, menor será el impacto de la crisis, siempre y cuando el turismo no represente una actividad predominante. Es decir, los territorios menos perjudicados serán los que tienen un peso elevado de las administraciones públicas -que generalmente implica un tejido productivo escaso en relación al resto de actividades-, así como aquellas que cuenten con una industria de menor contenido tecnológico o menos orientadas a las exportaciones.

En el caso de Castilla y León, entre las menos perjudicadas por su estructura productiva, Funcas precisa que se caracteriza por la “importante” presencia del sector automovilístico, pero también por el “fuerte” peso de la industria alimentaria, que es de las menos afectadas, y del sector público.

Las autonomías más perjudicadas serán las más orientadas al sector turístico: Baleares y Canarias. Son también las que hasta mayo habían sufrido un mayor impacto en el empleo. A ellas se suman Cataluña o Madrid, dada su composición estructural. Este grupo de autonomías podría registrar una caída del PIB del 11,3 por ciento en 2020, superior al 9,5 por ciento que estima el panel de Funcas para todo el país.

En el resto de autonomías (Aragón, Asturias, Cantabria, Valencia, Galicia, Murcia, Navarra y País Vasco), la evolución del PIB estaría en línea con la media nacional, al caer el 9,6 por ciento. Territorios como Aragón, Cantabria, País Vasco, Comunidad Valenciana y Navarra se encuentran en una posición intermedia en cuanto a su estructura productiva.

Por otra parte, Funcas considera que en 2021 el panorama será diferente, ya que augura que la recuperación será más intensa en los servicios más afectados por la crisis este año, lo que favorecerá a su juicio a Baleares y Canarias.

Finalmente, espera que las comunidades con más capacidad de respuesta a un entorno cambiante tendrán mejores resultados a largo plazo por lo que serán clave políticas de apoyo a sectores “vulnerables”, como el turismo y la industria del automóvil, y medidas de fortalecimiento del tejido productivo.

Lo + visto

Pin It on Pinterest