Conecta con nosotros

La Junta esperará 14 días para ver si tiene que cambiar alguna medida de la nueva normalidad

Igea reconoce que tienen que definir con mayor precisión cuestiones de aforo que vincula a la evolución epidemiológica

Publicado

el

La Junta de Castilla y León esperará 14 días para valorar si tiene que tomar alguna medida “más intensa o restrictiva” en las recogidas en el acuerdo de la nueva normalidad, ya que reconoce una “imprecisión” en cuestiones como el aforo, si bien cualquier cambio estará vinculado a la evolución epidemiológica.

 

Eduardo Margareto / ICAL. El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno

 

Así lo manifestó el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de presa posterior al Consejo de Gobierno en la que confió en no tomar ninguna medida contra alcaldes que no atiendan la recomendación de suspender las fiestas patronales en sus localidades.

Igea reconoció que en el anexo del acuerdo de la nueva normalidad hay alguna cuestión por “definir con más precisión”, donde se refirió expresamente a los aforos que se estudiará con Salud Pública, pero aseguró que una semana no es suficiente y hay que esperar 14 días para valorar si tuvieran que acordar alguna medida “más intensa o restrictiva”, siempre en función de la situación epidemiológica.

Por otro lado, afirmó que los ciudadanos han entendido mejor que algunos alcaldes la recomendación de no celebrar fiestas patronales, aunque se haya entrado en la nueva normalidad, ante el riesgo que supone mantener la distancia de seguridad en concentraciones de personas.

Igea evitó responder a algunas de las criticas del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que no decidirá hasta el 14 de agosto si se suspenden las fiestas patronales de la ciudad, mientras que se mostró comprensivo con el regidor de Burgos, Daniel de la Rosa, a quien agradeció su trabajo, “que lo ha hecho, lo hace y lo seguirá haciendo muy bien”.

“Vamos a intentar convencer”, aseveró el vicepresidente de la Junta, que aseguró que le “reconforta” leer comentarios en redes sociales de ciudadanos que comprenden la decisión de suspender las fiestas locales, lo que en su opinión no han hecho algunos alcaldes, aunque precisó que más del 90 por ciento está de acuerdo con la recomendación del Ejecutivo.

Sin entrar a valorar “gestos porque hay cosas más importantes que la vanidad de algunos”, manifestó que está dispuesto a hablar con el alcalde de Valladolid en relación a que haya cuestionado, entre otras cosas, por qué se permiten corridas en una plaza de toros y no conciertos.

“Nuestra intención es no tomar ninguna medida, sino que se comprenda la necesidad del acuerdo adoptado”, remarcó, tras comprender “las molestias” a las que se refirió el alcalde de Burgos por tener que aplicar y controlar medidas “duras y desagradables”.

Por último, manifestó que si el Ayuntamiento de Ávila mantiene las fiestas medievales será porque puede garantizar las medidas de seguridad o porque va a pedir autorización, si bien insistió en que la Junta actuaría conforme al acuerdo.

Lo + visto

Pin It on Pinterest