Conecta con nosotros

Los centros pueden titular a los alumnos de Cuarto de la ESO con dos suspensos en junio, sin esperar a la convocatoria extraordinaria de septiembre

La Consejería de Educación opta, al final, por “flexibilixar al máximo” la promoción y titulación en Secundaria

Publicado

el

 

Los Servicios Centrales de la Consejería de Educación han enviado un correo electrónico a los directores de los institutos de Castilla y León para que los centros puedan titular a los alumnos de Cuarto de la ESO con dos asignaturas suspensas en el mes de junio, sin tener que esperar a la convocatoria extraordinaria como se ha hecho en otros cursos. Una decisión que llega a raíz de la orden del Ministerio de Educación y Formación Profesional del 22 de abril, que establece el marco y las directrices de actuación para el tercer trimestre del curso 2019-2020 y el inicio del curso 2020-2021, ante la situación de crisis ocasionada por el COVID-19, y que permite a las comunidades autónomas “flexibilizar” los criterios de promoción y titulación.

La Junta ha optado por enviar un correo electrónico a los centros, en lugar de una instrucción, para comunicarles que, dada la “excepcionalidad del momento”, generada por la pandemia, flexibilicen las decisiones de promoción y/o titulación “en todo lo posible”. Entre esas medidas, se hace mención especial a la posibilidad de titular a los alumnos de Cuarto de la ESO en el mes de junio con hasta dos materias suspensas, siempre que no sean simultáneamente Matemáticas y Lengua. De esta manera, es previsible que se eluda el derecho a realizar las preceptivas pruebas extraordinarias de recuperación de septiembre, tal y como recoge el Real Decreto 562/2017 sobre titulación en la ESO y el Bachillerato.

Fuentes de la Consejería de Educación aseguraron a la Agencia Ical que Castilla y León ha optado por “flexibilixar al máximo” la promoción y titulación en la ESO, dentro de la norma nacional. Por lo tanto, a falta de una instrucción de la administración, la decisión recae en la autonomía organizativa y pedagógica de los centros, cuando se den las condiciones que legalmente lo permitan.

La presidenta del Sector Autonómico de Educación de CSIF en Castilla y León, Isabel Madruga, apuntó que su sindicato ha recibido denuncias de varios profesores que se quejaban por las “presiones indirectas” para aprobar el alumnado. Aseguró que el problema de esta situación viene de la orden del Ministerio EFP/365/2020, de 22 de abril, que dejaba a las comunidades autónomas la capacidad de que el alumnado promocionara y/o titulara con materias suspensas, algo que contraviene la ley orgánica. “En teoría, Castilla y León se desmarcó de ese acuerdo de Conferencia Sectorial nacional precisamente por esto pero, ahora, se insiste en la necesidad de que se flexibilice en la medida de lo posible el currículum y se intente levantar un poco la mano en la evaluación final”, subrayó.

Madruga apuntó a Ical que CSIF, que es el más representativo en la Mesa Sectorial de Educación en la Comunidad, ya se pronunció en contra de dar la opción a las comunidades en un asunto “tan básico” para que se pudieran acoger o no a la orden ministerial. “No solo es la presión y la inseguridad jurídica que sufre el profesorado sino que pone de manifiesto una evidente desigualdad de oportunidades entre el alumnado”, aseveró.

La Junta decidió hace unos años publicar una instrucción para que todos los centros titularan a los alumnos de Cuarto de la ESO con dos asignaturas en septiembre. Una decisión que llegó después de que algunos colegios concertados optaran por titular a sus estudiantes con dos materias no superadas en junio, lo que suponía un discriminación para el resto de alumnos de la pública, que lo conseguía en la convocatoria extraordinaria, tras el verano. No en vano, los que provenían de la escuela concertada tenían más opciones a la hora de elegir los ciclos formativos de Formación Profesional (FP) de Grado Medio, sobre todo en los que existían pocas plazas.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest