Conecta con nosotros

Los sindicatos tachan de “inaceptable y desproporcionada” la propuesta de Iveco y avisan de que no negociarán sobre 2021 “sin tener previsiones”

Los trabajadores rechazan el documento, que pretende cargar sobre ellos “la cuenta de los problemas, como sucedió con el ERTE” por fuerza mayor del COVID-19

Publicado

el

Los sindicatos tacharon hoy de “inaceptable y desproporcionada” la propuesta base que Iveco ha puesto sobre la mesa para la negociación del nuevo convenio colectivo para 2020 y 2021 y avisaron de que no negociarán nada sobre el próximo ejercicio “sin tener previsiones” de ventas ni mercados. “Si ahora firmamos la congelación salarial para los dos años y en unos meses esto remonta y se disparan las ventas, tendríamos una pérdida importante de poder adquisitivo”, advierte el presidente del Comité de Empresa, Jesús Rodríguez Espeso, representante de CCOO.

En este sentido, advirtió de que aunque los sindicatos “valoren” el planteamiento, no lo harán en su totalidad porque “es difícil prestarse a ello, y menos sin la garantía de empleo de cara a estos dos años”. “La empresa quiere que los trabajadores paguemos la cuenta de los problemas, como pasó con el ERTE por fuerza mayor del COVID-19”, advirtió.

Por ello, en esta primera reunión mantenida hoy, que básicamente se ha ceñido a la comunicación de la propuesta, los trabajadores han pedido que “rebaje sus pretensiones, principalmente en algunos de los puntos”: “No estamos dispuestos a hipotecar nuestro futuro. No podemos firmar condiciones de 2021, aunque las de 2020 se podrían estudiar”.

Mañana se celebrará la segunda reunión, para la que los sindicatos confían en que Iveco acuda “con algo más aceptable y otro talante”. Rodríguez Espeso explicó que la dirección ha recalcado “mucho” que la situación es “crítica” y que el ERE que anunció la semana pasada y horas después desestimó, “sigue estando sobre la mesa, aunque apartado”. Al parecer, la empresa se ha ofrecido a “buscar una salida buena para ambas partes mediante el convenio”, pero avisa a los trabajadores que “de no llegar a un acuerdo óptimo no descartan retomar el ERE”.

Por su parte, fuentes de la Sección Sindical de CGT en Iveco Valladolid lamentaron que la empresa haya mostrado sus “prisas” al querer celebrar la segunda reunión hoy martes, algo que era “demasiado precipitado” sin conocer la opinión de la plantilla. Al respecto, CGT anunció que presentará una serie de alternativas a las propuestas “de austeridad económica” suscritas por Iveco después de escuchar a la plantilla.

“Entendemos que este convenio quiere implantar unas medidas que van a lastrar nuestro poder adquisitivo de por vida, amparándose en una crisis que es temporal”, continuaron fuentes del sindicato, quien se mostraron en contra que sean los trabajadores de la fábrica “los que siempre paguen los desequilibrios del sistema capitalista, pues cuando llegan las épocas de bonanza, los que se llevan los beneficios son los mismos que ahora quieren ajustar los números a nuestra costa”.

 

Abusivo y desproporcionado”

Por su parte, UGT expuso en un comunicado que Iveco puntualizó que se encuentra en una situación económica “muy complicada derivada de los malos datos y previsiones”, con una gama pesada que “recupera algo de cuota, en un mercado que se hunde”, y una ligera “en caída libre desde el mes de marzo”, y que está motivando que “se intenten captar pedidos para saturar las plantas, pero con rentabilidad 0”.

A día de hoy, la previsión de días de parada para Valladolid es superior a la de Madrid para el segundo semestre y hace que la producción prevista para 2020 sea un 50 por ciento inferior a la capacidad productiva de la fábrica. Para argumentar el planteamiento de su plataforma de propuestas, Iveco alegó que el IPC “se encuentra en valores negativos y el poder adquisitivo de los trabajadores ha crecido más que el IPC en los últimos convenios”.

En este sentido, UGT manifestó la “desproporcionalidad” del documento, ya que asumir este convenio “supondría vincular todo el sacrificio a los trabajadores”. “Si la empresa nos pide un esfuerzo para corregir su situación económica, los trabajadores exigimos otro por su parte, y de momento no se ha comprometido a ninguno, por que el ERE está aplazado, pero no descartado”, ratificó el sindicato.

Por el momento, UGT ha trasladado a la empresa que entiende que la situación económica de la compañía “requiere esfuerzos por parte de todos, de ellos también, y que también tiene que hacerse cargo de que los trabajadores están inmersos desde el 1 de abril en un ERTE sin garantías ni complementos, lo que también origina un perjuicio económico desde esa fecha”. “La nómina que se nos ha abonado en abril es vergonzosa, con cantidades que son la risión de cualquier trabajador del sector de la automoción”, reprochó.

Por otra parte, el sindicato denunció que la empresa “aprovechar” de nuevo la ocasión para “intentar congelar la antigüedad” en ocho trienios, punto que también rechaza UGT, que en conjunto no respaldará una plataforma por “abusiva que repercute desproporcionadamente sobre los trabajadores”.

Iveco propuso hoy a los trabajadores de las plantas de Valladolid y Madrid una congelación salarial durante los dos años de vigencia del nuevo convenio. Plantea establecer también una antigüedad máxima de ocho trienios para todos los empleados que superen esa cifra, es decir, que después de cumplir los 24 años de antigüedad (el equivalente a los ocho trienios), los empleados ya no cobrarían más trienios, el único fijo con el que cuentan a día hoy, según informaron fuentes sindicales a la agencia Ical.

Igualmente, la matriz italiana planteó una gratificación variable trimestral nula en 2020, es decir, del cero por ciento, y del 50 por ciento en 2021, que se traduce en torno a 500 euros, así como un complemento por incapacidad temporal que no se verá incrementado en ningún caso para los trabajadores que estén de baja en periodo de ERTE.

Lo + visto

Pin It on Pinterest