Conecta con nosotros

Mañueco e Igea ofrecen “estabilidad” para luchar contra el impacto del COVID-19 en la comunidad

El presidente de la Junta insiste en impulsar un proceso de modernización y el vicepresidente dice que el cambio ya ha empezado

Publicado

el

 

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, destacó hoy junto al vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, que afrontan desde la “estabilidad” lo que resta de legislatura, que reconoció se verá condicionada por la pandemia del COVID-19, tras completar el primer año de gobierno de coalición de PP y Ciudadanos. Ambos insistieron en que el objetivo es la crisis sanitaria y la recuperación económica, a partir de un proceso de modernización y cambio ya iniciado.

En su comparecencia conjunta en la sede de la Presidencia, en Valladolid, Fernández Mañueco insistió en que su gobierno afronta los retos con “determinación” y “decisión” tras, a su juicio, salir “más fuertes y unidos” de la lucha contra el coronavirus. Por eso, señaló que el objetivo, como avanzó en el debate de política general de la Junta, es iniciar un proceso de modernización para “pelear” por una nueva economía, la transformación digital, la sostenibilidad, los servicios públicos, la transparencia, pero también el “diálogo y la concordia”.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico defendió el “proyecto sólido” para Castilla y León que ofrecen PP y Cs a partir de un pacto, firmado hace un año con 100 medidas y de un gobierno “cohesionado”, que está llevando a cabo políticas centradas, liberales, moderadas, que funcionan, ofrecen resultados y que a su juicio respaldan los ciudadanos. Además, defendió la gestión eficiente de la crisis sanitaria, “inesperada” y “mundial”, que se hizo frente desde la “prudencia”, la eficacia y la transparencia.

También Fernández Mañueco ensalzó la apuesta por el diálogo “sereno”, “sincero”, “abierto a todos”, que incluye al Gobierno, la Unión Europea, el Diálogo Social, el civil, y el político, con la firma hace un mes del Pacto para la Recuperación, el Empleo y la Cohesión Social, que remarcó sirve de “ejemplo” en España y espera que se extienda a los presupuestos.

“Queremos resolver los problemas de las personas”, afirmó el presidente, quien defendió el modelo constitucional y la España de las autonomías y desde el autonomismo “útil, leal y solidario”. Mañueco sentenció que a pesar de las dificultades que se avecinan, hay “muchos motivos para esperanza”. “Lo vamos a hacer todos juntos”, dijo.

Por su parte, el vicepresidente Francisco Igea señaló que el Ejecutivo autonómico representa los anhelos de los que piden más acuerdos y menos crispación, de los que demanda gobernantes más transparentes, que respeten libertad de prensa, que digan la verdad, y que reclaman resultados, una gestión “eficiente” y no discursos vacíos. “Quedan días duros, meses de trabajar por la recuperación”, afirmó, pero recalcó que nada les distraerá de este esfuerzo.

También Francisco Igea defendió que el cambio “ya ha empezado” en Castilla y León al dirigirse a quienes les votaron con esta “ilusión”. Argumentó que existe más transparencia, crítica y que la administración ya no está sujeta a “redes clientelares”, sino que ofrece datos “ciertos”, publica contratos, agendas y rinde cuentas. Este camino, añadió, es “imparable”.

Además, reiteró que el cambio no era “quítate tú que me pongo yo”, ni “ocultar problemas” o “dar patadas hacia delante sin fin”. Por el contrario, sostuvo que el Gobierno autonómico está decidido a cambiar aquello que no funciona, si bien admitió que “no todo estaba mal” y ni era “imperfecto”, sino que había “muchas cosas buenas”, que necesitaban un “nuevo” impulso.

A los que le acusan “de pisar todos los charcos”, les respondió que no los evitan, que no saltan los problemas para evitar mancharse los píes, sino que buscan defender el interés común y no frenar la confrontación con financiación. Finalmente, admitió que quizás no haya llegado en este primer año a todas las personas, pero valoró el esfuerzo hecho.

Lo + visto

Pin It on Pinterest