Conecta con nosotros

Ponen mascarillas a 14 esculturas de Zamora como recordatorio de la “necesidad” de guardar las medidas de protección

El Ayuntamiento de Zamora y dos empresas zamoranas promueven la iniciativa

Publicado

el

Catorce esculturas ubicadas en la capital zamorana llevarán durante los próximos días sendas mascarillas para recordar la “necesidad” de seguir de forma estricta las medidas de protección y seguridad frente a la pandemia de coronavirus.

 

 

La iniciativa, promovida por el Ayuntamiento de Zamora, la empresa de moda Ángel Iglesias y la agencia Creativa Locomotiva, pretende advertir sobre el “riesgo potencial para nuevos contagios y la posibilidad de que se produzcan rebrotes” en la pandemia ante la “celeridad” que adquiere el proceso de desconfinamiento.

Las estatuas y esculturas que lucen mascarillas son las de Viriato, en la plaza a la que da nombre; la de Ignacio Sardá, ubicada frente a la Biblioteca Pública del Estado en Zamora; la de Herminio Ramos, en la Rúa de los Francos; la de Pablo Morillo, en las Viñas; la de la plaza del Maestro; la Maternidad de Abrantes, en San José Obrero; la de Fray Diego de Deza; la de Ramón Álvarez, en la Plaza Mayor; el Barandales, ubicado frente al Museo de Semana Santa; la de San Alfonso de Zamora, en la plaza del San Atilano; los niños del homenaje al Puente de Hierro, en el barrio de Pinilla; la de Félix Rodríguez de la Fuente, en Valorio; la de Manuel Blanco, en la plaza del Cuartel Viejo, y la estatua de Ignacia Idotea, en la calle de las Damas.

Las mascarillas utilizadas han sido fabricadas específicamente para la campaña, adaptadas a las características de las estatuas y donadas al Ayuntamiento por el taller de Ángel Iglesias, e irán acompañadas de la bandera de Zamora y mensajes de concienciación “sobre la obligación y la función preventiva” que desarrollan.

 

 

“El uso de las mascarillas está regulado en la orden correspondiente del Ministerio de Sanidad y su utilización es obligatoria, al menos durante la situación de crisis sanitaria, tanto en la vía pública como en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos metro y medio de distancia”, señalaron fuentes municipales.

“La previsión del Gobierno es la de mantener la obligatoriedad del uso de la mascarilla hasta que el virus sea derrotado, con lo cual se extenderá más allá del periodo del estado de alarma. Las personas que no la lleven en las situaciones establecidas, a excepción de las causas justificadas, podrán ser sancionadas con una multa de 100 euros”, advirtieron.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest